Monotributo 2023: beneficios de la recategorización

La recategorización del monotributo 2023 es obligatoria para los trabajadores independientes. Reba te cuenta todo lo que debés saber al respecto.
En este artículo:
Tiempo de lectura: 3 minutos

Monotributo 2023: Si escuchaste hablar de monotributo y no sabés de qué se trata. ¡No te preocupes! En esta nota repasamos los puntos principales de este régimen que ofrece inscribir tus actividades dentro de la economía formal para la gestión de tu facturación y responder de forma simple a tus obligaciones tributarias.

¿Qué es el monotributo?

El monotributo es un mecanismo aplicado por la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) que te permite estar al día con tus obligaciones impositivas y de seguridad social. Así, con una única cuota mensual, cubrís el tributo al Estado, accedés a una obra social y realizás los aportes jubilatorios.

¿Quién puede ser monotributista?

En Argentina, la Ley establece que todo trabajador que esté realizando una actividad comercial, ya sea de prestación de servicios o venta de productos, debe registrarse en la AFIP. Si sus ingresos son bajos, deberá hacerlo como monotributista, adhiriéndose a la categoría que le corresponda.

Necesitás tener Clave Única de Identificación Tributaria (CUIT), Clave Fiscal e ingresar al portal de AFIP, sección Monotributo, donde podrás llevar a cabo toda la gestión y comenzar a emitir facturas por tus servicios.

 ¿Cuál es mi categoría en monotributo?

Existen 11 categorías vigentes e identificadas por letras, la AFIP las establece según determinados parámetros vinculados a los ingresos anuales. La categoría de los pequeños contribuyentes se actualiza cada seis meses y determina el valor de la cuota que deberás pagar.

Al inicio de tu actividad, vas a suponer un nivel de facturación. Los contadores recomiendan arrancar de las categorías más bajas e ir haciendo la recategorización correspondiente.

Monotributo 2023: conocé los beneficios de la recategorización

¿Qué es la recategorización de monotributo?

La recategorización permite evaluar si tenés que mantener o cambiar de categoría. Deberás tener en cuenta los ingresos de los últimos 12 meses y verificar los parámetros. Si los ingresos superan o son inferiores a lo declarado cuando te inscribiste, vas a tener que cambiar.

Es importante destacar que este es un trámite obligatorio y las nuevas escalas rigen desde el 1° de enero del 2023. El plazo límite es hasta el próximo viernes 20 de enero.

Tené en cuenta que, si AFIP detecta que el contribuyente que debía recategorizarse no lo hizo, hará el cambio de oficio -por su cuenta- y podrías recibir sanciones. Si, por otro lado, dejás de realizar las actividades por las cuales te inscribiste, también podés solicitar la baja.

Adherirse al monotributo es una manera simple de sumarte a la economía formal, favorecer tu situación fiscal, tu historial crediticio y obtener mayores posibilidades de acceso a beneficios bancarios, tales como abrir una caja de ahorro, solicitar un préstamo y tener tarjetas crédito.

Si sos monotributista, con Reba podés llevar el control de tus ingresos y egresos, y todas tus finanzas personales en el mismo lugar. Si todavía no sos rebanker podés descargar la app desde Google Play o en Apple Store. ¡Sumate a nuestra Comunidad!


Estos temas también podrían interesarte:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

¿Te resultó útil este artículo?

Queremos conocer tu opinión. 

Más notas relacionadas

Seguí leyendo otras notas para aprender más sobre tus finanzas personales.