Cinco tips para organizar los gastos

Cinco tips para organizar los gastos
Tiempo de lectura: 2 minutos

Si sentís que tu vida financiera es un caos y tus gastos viven en un limbo que no podés controlar, mirá estos tips para organizar los gastos que van a cambiar tu vínculo con la plata.

Los gastos, en términos contables, son todos aquellos egresos que tiene una empresa o una persona por la compra o uso de un bien o servicio. Dentro de los bienes se encuentran diferentes categorías como los bienes inmuebles, bienes muebles y bienes de uso.

  • Inmuebles: son aquellos que no se pueden trasladar como un departamento, una casa o un local.
  • Muebles: se pueden mover de un sitio a otro y entre ellos podemos encontrar entre tantos otros: la compu, el celu, un auto, los muebles de tu casa, las obras de arte, etc.
  • De uso: se utilizan para beneficio propio y son los que usamos en nuestro día a día como la ropa y los alimentos.

Otra manera de reconocer los gastos es distinguir en cuáles son fijos o variables. Los primeros son primordiales para tu día a día y los segundos podrían ser prescindibles.

Con este panorama de tipos de gastos, vamos al eje central de esta nota que es cómo hacemos para controlar esos gastos.

¿Cómo organizar los gastos?

Para tener tus gastos bajo control, seguí estos pasos que van a mejorar tus finanzas personales.

  1. Dimensioná

Para tomar decisiones primero tenemos que tenés una foto completa de la situación. Para mejorar la “salud” de tus finanzas personales es necesario que tengas idea de todos los gastos por los cuales tenés una obligación de pago.

  1. Anotá

Hacé una lista completa de esos gastos que dimensionaste en el punto anterior y en dos columnas detallá el concepto, el plazo (por cuánto tiempo lo vas a mantener), el importe y el porcentaje que representa en tus ingresos.

  1. Evaluá

La columna de tiempo del punto anterior te va a permitir reconocer cuáles son los gastos necesarios de los que no y cuáles son los que querés mantener y cuáles podés descartar.

  1. Compará

La columna del porcentaje te va a dar una noción del peso que tienen esos gastos entre sí. Por ejemplo: ¿es lógico que pagues más de salidas que de alquiler? ¿Tiene coherencia que gastes la mitad de mis ingresos en ropa?

También podés hacer una comparación hacia afuera con otros proveedores. Para ver precios y elegir si continúas o no con un determinado proveedor.

  1. Elegí

Una vez dimensionado todo y habiendo hecho un análisis de en qué gastás, qué montos, con qué porcentaje sobre tus ingresos y habiendo comparado precios, podés elegir.

Acordate siempre que las decisiones que tomes hoy, en finanzas… inevitablemente impactan en tu futuro. En Reba te acompañamos en este camino de números y planillas. Podés seguir leyendo contenidos educativos en el blog y sacarte todas las dudas en nuestra Comunidad.