Diferencias entre ahorrar e invertir

Diferencias entre ahorrar e invertir
Tiempo de lectura: 2 minutos

Diferencia entre ahorrar e invertir

En este artículo vamos a repasar las diferencias entre ahorrar e invertir. Dar los primeros pasos en el mundo financiero merece tomarse el tiempo de aprender. Algunas personas confunden los términos ahorro e inversión. Mientras que ahorrar es “guardar una parte de los bienes destinados al gasto ordinario” o “evitar gasto innecesario de dinero, tiempo u otra cosa”: invertir es usar esa plata que ahorraste para conseguir ganancias.

Cuando invertimos vamos detrás de conseguir una ganancia para hacer crecer nuestro capital, es decir, para que los bienes que tenemos crezcan.

En Reba siempre decimos que ahorro e inversión van de la mano porque el primero te permite hacer el segundo. Una vez que las personas ordenan sus cuentas personales, detectan en qué y cómo pueden ahorrar, dan un paso más para invertir.

El camino en el que ahorrar e invertir se unen

Mirá los 4 pasos que te llevan a invertir:

1.Conocimiento

Si sabés con cierta precisión y registrás todo los ingresos y egresos que tenés mes a mes vas a poder tomar mejores decisiones. Cuando sabés muy bien en qué se va la plata, podés determinar en qué rubros estás gastando más y en cuáles menos. ¿Se te va la plata en comida cuando vas a la oficina? ¿En el alquiler? ¿En las salidas con tus amigos? ¿En libros o en el cine?

2.Ajustes

Reconocer los gastos necesarios y los innecesarios, te permitirán ajustar tu presupuesto para destinar la plata sobrante a un fin mejor.
Muchas veces, algún pequeño ajuste te puede mejorar el mes. Si gastás mucho en café al paso, podés comprarte un lindo vaso ecológico y prepararlo en tu casa. Si en cambio, te estás gastando todo en apuntes, podés pedírselos a un compañero, escanearlos y leerlos en la compu. Siempre podemos apelar a la creatividad para compensar algún gasto que nos está desbalanceando los números.

3.Ahorro

Si sabés en qué gastás y hacés los ajustes para optimizar tu plata, vas a poder separar lo que queda (después de asumir todas tus obligaciones pagando los gastos) para ahorrar.
Es bueno tener algún objetivo para el ahorro, puede ser algo puntual como unas vacaciones, o solo invertir. Esta última opción es la que te va a permitir que tu plata crezca. Ahorrar tiene mucho sentido si pensamos en el futuro porque todas las decisiones que tomemos hoy van a impactar en nuestra vida financiera más adelante.

4.Inversión

Y una vez que contás con un ahorro, aunque sea mínimo, podés elegir dónde invertir tu plata para hacerla crecer.
Tenés muchas opciones de inversión. Una vez que sepas que tipo de perfil tenés (conservador, moderado o arriesgado) podés elegir un abanico de posibilidades que van desde dejar tu plata en una caja de ahorros hasta comprar acciones de las compañías que más te gustan.

Ahora que ya conocés las diferencias entre ahorrar e invertir ¿Qué esperás para empezar el camino que te lleva a la inversión? En Reba te acompañamos a cada paso y te la hacemos fácil.

 


Estos temas también podrían interesarte