Suscripciones y el pago por uso: a un par de clicks de lo que querés

suscripciones y el pago por uso

La tecnología va habilitando nuevos modos de acceder a bienes y servicios, como las suscripciones y el pago por uso. A eso se le suma la posibilidad de hacer pagos digitales y si se combina con la mirada social sobre el uso de los recursos y el cuidado del ambiente, se genera el escenario perfecto para que cada vez más nos suscribamos a todo lo que nos facilita la vida.

El primer paso lo dio la industria del entretenimiento. Hoy podemos ver películas y teatro o escuchar música, a través de diferentes plataformas. También pagamos por usar programas y tener actualizaciones o para guardar nuestros archivos en la nube cuando superamos los límites de las versiones gratuitas.

El crecimiento de este tipo de propuestas es exponencial y como usuarios le damos un super like. Este modelo apoyado por avances tecnológicos tiene la particularidad de que puede replicarse en otros sectores de la economía.

¿Qué es la tarifa plana?

La tarifa plana es una manera de acceder a algo que queremos a través del pago de una cuota mensual que nos permite gozar del servicio más allá de cuánto lo usemos. Los diarios por ejemplo, nos empezaron a sorprender con avisos cuando queremos acceder al contenido. De hecho si no estás suscripto al medio, podés ver solo una determinada cantidad de notas por día.

La tarifa plana va ganando terreno y casi sin darnos cuenta la fuimos incorporando a nuestros hábitos de consumo. En pandemia, creció el consumo de aplicaciones de bienestar, educación y deportes. Te retamos a que hagas la lista de las suscripciones que tenés vigente, te vas a sorprender.

¿Compro el bien o pago cuando lo uso?

La economía está pasando del “tener” al “utilizar”. Los usuarios prefieren pagar por el uso en lugar de comprar y acumular bienes y pasan cosas que nunca nos hubiéramos imaginado: empresas que producen bienes, los ofrecen en aplicaciones y no te los venden.

Las empresas automotrices están avanzando en propuestas para que las personas puedan acceder a vehículos por “tiempo” a través de aplicaciones. Así no es necesario comprar un auto y pagar todos los gastos mensuales sino que lo usás solo cuando lo necesitás. En este caso la tarifa no es plana sino que se paga cuando se usa. Tanto para las suscripciones como para el pago por uso por medio de aplicaciones, tenés la posibilidad de usar la .re American Express o .re Visa Crédito y Débito. Es una manera simple y fácil de tener todos tus gastos en un mismo lugar. Visualizar tus consumos te permite tener un control sobre tus gastos y disfrutar de eso que querés con Reba.