¿Cómo integrar un préstamo a mis finanzas personales?

¿Cómo integrar un préstamo a mis finanzas personales?
Tiempo de lectura: 2 minutos

Si tenés un sueño recurrente con algo que te querés comprar… puede ser una señal. Evalúa tus posibilidades de tomar un préstamo e integrarlo a tus finanzas personales.

Muchas personas se preguntan cómo hacen otros para adquirir bienes y servicios de montos que superan sus ingresos. Para hacer ese tipo de adquisiciones, un préstamo es el mejor camino. 

¿A quién pedirle? Si bien la tendencia es pedirle a amigos o familiares, desde Reba te recomendamos tomar un préstamo con una entidad financiera. Acá te contamos qué tenés que tener en cuenta.

¿Qué hago para integrar un préstamo a mis finanzas personales?

  • Primero tenés que determinar el valor del bien que vas a comprar. Averiguá bien características, durabilidad, garantía y compará precios.
  • Cuando ya sabés dónde vas a comprar ingresá a tu app de Reba y hacé una simulación del préstamo. 
  • El valor de la cuota tiene que estar dentro de tus posibilidades. No te presiones ni estreses tu día a día por tomar un préstamo pero tené en cuenta que quizás tengas que hacer pequeños “sacrificios” para lograrlo, como derivar gastos evitables al pago de la cuota. Menos café al paso es más plata para la cuota. 
  • Determiná la cantidad de cuotas que te quedan cómodas. Esto es, si el valor de la cuota en una determinada cantidad de pagos se te hace difícil, extendé el plazo para que las cuotas se integren a tus finanzas. 
  • Tené en cuenta la fecha de vencimiento del préstamo para tener todo bajo control. Si tus ingresos suelen debitarse en tu cuenta los días 10, lo ideal sería que la cuota del préstamo tenga vencimiento después de esa fecha.

¿Qué tengo que saber para sacar un préstamo?

Lo ideal es reunir toda la información disponible sobre los costos que vas a asumir al tomar el préstamo. 

Por otro lado, tenés que tener en cuenta que la firma de un contrato referido a un producto como los préstamos conlleva la aceptación de las obligaciones y derechos que se plasman en ese documento. Entonces, es muy importante que como tomador del préstamo leas y comprendas a qué te comprometés y cuál el el marco en el que se da la operación. 

Por último, un punto muy importante a tener en cuenta es el Costo Financiero Total CFT que se compone de la tasa de interés, las comisiones y los cargos vigentes al momento de la contratación. Debe estar a la vista para que sepas cuál es su valor.  

Una vez que tengas todos estos tips evaluados, podés pensar en sacar un préstamo en Reba. Es muy fácil, si no sabes cómo mirá el paso a paso en esta nota y empezá a disfrutar de eso que querés. Y si aún no sos rebanker, podés descargar la app en en Google Play o en Apple Store. ¿Qué esperás?